Graduado, ¿y ahora?

Bueno, vengo con otra reflexión respecto a qué ocurre al culminar la carrera a nivel universitario, quiero empezar aclarando que acá expondré mi (¿poca?) experiencia personal y este artículo estará marcado por mi manera particular de ver las cosas que no necesariamente resulta ser la de todos.

Realmente no hace mucho que salí de la Universidad al campo laboral formalmente, aunque durante mis años de estudiante trabajé en un par de cosas. Parte de mi filosofía y experiencia durante la carrera ya la he escrito en un artículo anterior, y en otro bastante reciente, sin embargo, muchas cosas van cambiando a lo largo del tiempo, no es que sea un profesional muy experimentado, pero, espero que estas líneas le sirvan a alguien para guiarse, eso si, sin echarme la culpa.

Particularmente, mientras estuve estudiando y trabajando, tuve un pequeño complejo de inferioridad por no estar aún graduado, aquí en Venezuela, como se dice en criollo, "la gente come mucho título", es decir, sin el título no eres nadie, sin el certificado, no sabes. Ahora, acabando de salir, el complejo es el mismo, pero por estar "recién graduado". Esas dos etiquetas son temas sociales muy graves, he conseguido TSU que saben mucho más que muchos Ingenieros que conozco y estudiantes que pueden resolver un problema mejor que un profesional ya graduado, por ello, no hay que acomplejarse por estar en alguna de esas situaciones, al final, lo que le interesa a la empresa es alguien que haga el trabajo y que pueda hacerlo bien, mientras, tanto las empresas como los profesionales, no entiendan esto, el mundo laboral estará plagado de piratas con título y gente brillante que, o bien está por obtenerlo o, por alguna razón no les fue posible, la etiqueta de "recién graduado", debería significar "soy joven y puedo aprender rápido, contrátame" y no "no tengo experiencia, explótame".

Esos mismos complejos, me llevaron a aceptar trabajos con poca paga y muchas responsabilidades, cobrar poco por desarrollar proyectos para algunos clientes y no decir nada, ante esto, no me queda más que decir, no se dejen explotar, sean pasantes o profesionales recién graduados, su trabajo vale, no trabajen tiempo extra gratis, a menos que sea realmente necesario o sea su culpa, respeten su horario de trabajo, sean los primeros en llegar, pero también salgan a la hora, tienen familias, amigos, novias con quienes compartir, quizás puedan dedicar parte de ese tiempo, también, a algún pasatiempos o a desarrollar algún proyecto personal o para algún cliente bajo la figura de "freelancer", utilicen su trabajo como un gimnasio para poner el forma el músculo de programación, para agarrar experiencia y conocimiento, pero no lo apliquen sólo allí, citando a mi amigo Nhomar Hernández, "hay que trabajar cada día como si fuera el último", pero no sólo en una cosa, hay que diversificar.

Una vez graduados, pensamos que dejaremos de estudiar pero, en realidad, apenas empezamos, cada proyecto puede enviarnos varios meses a wikipedia o hacernos sumergir en una serie de libros y conceptos que, si bien puede que no sean técnicos de computación, forman parte del contexto del sistema y debemos manejarlos, por ejemplo, durante mi breve paso por el mundo de los ERP cuando trabajé en Vauxoo, tuve que aprender conceptos de contabilidad e inventarios, incluso características de equipos de refrigeración para un proyecto, además de estudiar e investigar muchísimo sobre las herramientas usadas en la empresa pues eran nuevas para mi (Python y OpenObject, la plataforma de OpenERP). En esta carrera, básicamente, nunca dejamos de estudiar y aprender, actualmente, en mi actual trabajo en Zava, me toca investigar sobre la cultura italiana alrededor del mundo y las tendencias actuales de la misma, además del framework utilizado para el desarrollo del proyecto (Django). Finalmente, recuerdo algo que me dijo un buen amigo, Tomás Henríquez: "los primeros empleos te definen, mosca con lo que eliges", ciertamente, los primeros empleos definen quien serás profesionalmente, por ello, si en los primeros tres trabajos programaste en Java o en PHP, o administraste servidores, muy probablemente para el cuarto te busquen para hacer eso mismo.

Ciertamente, en el mismo orden de ideas de Tomás, "es preferible pasar 3 o 4 meses desempleado que trabajar en algo que no te gusta". El proceso de hacer tu "plan de carrera" debe comenzar antes de graduarte, debes pensar qué quieres hacer, en mi caso, quiero especializarme en Desarrollo de Software, un campo muy competitivo, por ello, seleccioné herramientas que no fueran muy comunes en el área, de esta manera te diferencias del resto, claro que se programar en PHP y Java (en .NET no por un tema de principios) pero todo el mundo programa en PHP, .NET y Java, por lo que en un primer momento seleccioné Perl como el lenguaje en el que me especializaría, empecé a hacer tutoriales, leer libros y hacer algunos programas utilizando las librerías del CPAN, esto cambió cuando entré en Vauxoo y aprendí Python, mi actual hacha de batalla, por ahora, mi plan de carrera es especializarme en Desarrollo Web, en todos sus campos, Back-End y Front-End: desde servicios web y web semántica, hasta RIA, un buen programador debe ser versátil y adaptarse a cualquier parte del proyecto. Para cerrar, quiero aclarar que con esto último no estoy diciendo que se casen con una tecnología o un lenguaje en particular, aprendan de todo un poco, sean buenos, pero hay que especializarse y ser excepcionalmente bueno en algo, yo elegí Desarrollo en Python, y estoy trabajando en ello, también programo en PHP, Java, Perl y C/C++ si es necesario, pero mi principal herramienta es Python y, aún así, tengo intenciones de aprender Ruby.